¿Alguien conoce a Lambul?

Todo personaje, por muy misterioso o interesante que pretenda parecer, fue, es y puede que sea. Debe entones enfrentarse a tres situaciones; pasado, presente y futuro.

¿Quién fue Lambul? Un escritor olvidado de la Antigua Grecia, del que poco o nada se sabe. Su obra, perdida en más de dos mil años de historia, y él, tan mortal como la mayoría de sus contemporáneos. Hay quien dice que fue un comerciante, escritor de novelas utópicas en las que relataba sus viajes. Y, sea esto más o menos probable, lo que tengo claro es que siempre queda el personaje. Decisión nuestra es matarlo o darle vida, ahogarlo en el Egeo o rescatar lo que podría haber sido y nunca fue. A estas alturas más de uno ya puede intuir mi elección, Lambul debe vivir.

Aquí, en 2016, Lambul es sobre todo una gran metáfora. Es un parto de más de cinco años de cobarde gestación que hoy, por fin, ve la luz del día. Lambul es mi madre diciéndome que nunca me ha visto intentarlo para ver si a mí me da la gana y las ganas de ir a por ello. Es mi ambición y mi anhelo, la alegría de empezar de nuevo, el morbo y la libertad de haberme conocido, mi pasión por juntar letras y espero que la tuya por leerlas, es todo lo que tengo que decir y también lo que nunca diría. Lambul es la prueba escrita de que sólo se puede descubrir lo que ya existe, es por tanto mi descubrimiento, mi propia reafirmación, son mis historias, reflexiones y opiniones sobre la vida, el mundo y lo que me pasa. Es un intento por no naufragar, por sentirme vivo, por tener siempre algo que contar; es una flecha en la diana de la soledad, es un sueño que quiero estar constantemente a punto de alcanzar. Porque no hay mejor sensación que rozarlo con la yema de los dedos, porque es mejor la aventura que el destino, porque cuando llegas siempre estás pensando en volver a salir. En definitiva, todo esto es mi mejor viaje, uno en el que yo decido a dónde y hasta cuándo, un camino exclusivamente mío. Por último; ¿quién será Lambul? no me preocupa, será todo lo que yo quiera que sea. Ni más. Ni menos.

Sed bienvenidos y recordad,

Lambul vive.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s