Eran otros tiempos

Dejadme que diga que hemos sido traicionados, probablemente por nosotros mismos. No creo que sea útil pararse a ver quién tiene más culpa, si el que engaña o el que se deja engañar. Además, en este mundo de ceros y unos, los grados de intensidad son difíciles de explicar. Y la verdad es que no hay tiempo. Nunca lo hubo en realidad.

Si toda historia tiene un comienzo quizás todo empezó cuando algunos decidieron que era una fantástica idea saturar las entradas de un blog con palabras en negrita o cursiva, enlaces a Youtube y fotos cada dos párrafos. Mientras llenaban de colores y música de fondo su esmerada creación, ya indistinguible de una hortera felicitación navideña, estos autodenominados autores denostaban a quienes pervertían la sagrada naturaleza binaria de un gintonic o colgaban una bicicleta en la pared. Le cortaban la cabeza a María Antonieta para después agachar la propia ante Napoleón. Idiotas.

O quizás la culpa fue tuya, lector. Nadie te obligó a vender tu atención hasta el punto de necesitar guías y distracciones para sentir o peor, para saber qué sentir. Por ahorrarle al esfuerzo el trabajo de la imaginación le diste a tus sueños los colores, formas y sonidos que otro imaginó para sí. La socialización de las circunstancias es la mayor anulación del individuo libre y responsable.

Ahora los blogs ya apenas se leen, claramente no como antes, hace seis u ocho años. Para mí, la época del blog de autor está ya muy pasada de vueltas. Quedan los valientes y los despistados, de vez en cuando un comentario interesante que contestar y alguien que te reta a superarte, y ya es mucho. La realidad es que casi todos se han pasado a otras plataformas y utilizan formas comunicativas más coherentes con la demanda actual y las necesidades o anhelos de monetización (unos pocos incluso han escrito ebooks). Algunos han sobrevivido, todos se han reinventado. Muchos comenzaron otra vez, prácticamente desde cero, con una sana y renovada voluntad de aportar su visión dentro del nuevo paradigma de las redes sociales al alza, mucho más visuales e impactantes, directas, dicen. Pero la gran mayoría de blogueros expatriados ha evolucionado hacia el comportamiento más gregario, que no es otro que aquel que facilita la adhesión de más de lo mismo. Si sólo tienes una púa y un martillo, es jodido hacer palomitas.

Nunca hemos tenido tiempo o dicho de otra forma, siempre hemos tenido el mismo. Quiero creer que ahora robamos cada segundo a contrarreloj, puede que lo empleemos con una persona especial o incluso en familia, quizás quedan temas interesantes por discutir todavía y uno puede ir a un café o descubrir alguna sociedad secreta de gente curiosa, un poco al estilo del club de los poetas muertos. Quiero creer que nos sobra el tiempo para los temas que nos apasionan, que todos los días conseguimos arrancar al día lo que tiene de igual, que lo demás es sólo por hacer el tonto y matar un instante fugaz de aburrimiento.

Hace unos días entré en Instagram después de semanas sin pasar por ahí y vi muchas fotos y comentarios sobre la violencia de género, el género, la libertad. Me pareció interesante, acostumbrado a ver publicaciones de sorteos de ropa o viajes son infrecuentes, sino raras, las veces que la gente comparte su opinión sobre derechos y libertades del ser humano. Y sin embargo, cómo se puede defender la democracia, la justicia, la libertad, sobre un encabezado que da a elegir entre convertirse en un número de adhesiones al me gusta todo o trescientas cincuenta palabras que quedarán ocultas para quien encuentre tiempo después de ver cuatro historias con filtros de perrito, una de un lío olvidado y tres de amigas lejanas.

Ni Maria Antonieta, ni revolucionario, ni Napoléon. Prefiero que se me recuerde como aquel pobre idiota que se pasó la Revolución afilando la guillotina.

Amigos, para este 2019 hagamos palomitas o, al menos, intentémoslo.

Lambul.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s